Saltar al contenido

Hacer Seitán en casa

Existen muchas recetas para elaborar nuestro propio seitán en casa, en CarneVegetal.net queremos enseñarte la receta básica y sencilla, apta para todos los públicos, y con ingrediente que solemos tener por casa. Ya que si nos falta alguno, es fácilmente sustituible por otro, ya que los elementos imprescindibles son realmente pocos, y el resto es un extra para añadir sabor. Y sabemos que sobre esto no está nada escrito y cada cual tiene el suyo.  Así que siéntete libre de añadir lo que quieras para darle la sabrosura necesaria a este sano seitán casero!

Con esta receta conseguirás  unos 400 gramos de seitán, que dará para aproximadamente ocho filetes de tamaño mediano. La ventaja que presenta frente a comprarlo hecho es que sale más barato y puedes definir más o menos el gusto que tendrá controlando los ingredientes y sus cantidades. Sin embargo si prefieres comprar seitán, o ver cómo sabe un seitán con la receta estándar para comparar con la tuya, también te proporcionamos las mejores ofertas en seitán y así evitar que te líes a la hora de escoger uno.

Seitan fileteado crudo
Seitán fileteado crudo. Este seitán es muy compacto, pero normalmente tendrá un aspecto más esponjoso por dentro

Ingredientes para el seitán

  • 350 gramos de gluten de trigo. Se puede encontrar en cualquier herbolario o grandes supermercados.
  • 3 cucharadas de pimentĂłn dulce.
  • Cebolla en polvo.
  • Ajo en polvo.
  • 130 gramos de salsa de soja.
  • 1 cubito de caldo de verduras.
  • 1 cucharada sopera de jengibre rallado.
  • 1/2 taza de pan rallado.
  • Un trozo de alga kombu seca. Se encuentra en cualquier herboristerĂ­a o grandes supermercados como Carrefour o Alcampo. Aumenta el contenido de minerales. Es un ingrediente del cual puedes prescindir si no dispones de Ă©l.
  • 1/2 cucharadita de levadura quĂ­mica.

Hay ciertos ingredientes que no son realmente imprescindibles y se puede hacer un seitán sin ellos perfectamente, como el pimentón y todas las especias. Puedes emplear las que más te gusten. O el pan rallado y la levadura, que se usan para mejorar la consistencia.

Como sugerencia de añadidos que quedan genial en una carne de seitán, estarían los frutos secos partidos o molidos, semillas de sésamo, tomates secos, setas deshidratadas, verduras troceadas etc.

Elaborar seitán casero

Ahora sí, nos ponemos manos a la obra y empezamos llenando un cazo mediano con agua y una pastilla de caldo. Este líquido es el que dará sabor a nuestro seitán.

Cuando rompa a hervir, lo aparamos del fuego y echamos la salsa de soja. Reservamos mientras elaboramos la masa.

En un bol mezclar el gluten de trigo, las especias y el pan rallado.

Añadir la levadura al cazo de agua con la salsa de soja y mezclar bien hasta que se haya disuelto.

Verter el líquido del cazo en el bol con los ingredientes sólidos. Mezclar bien y amasar hasta formar una bola consistente. Si es necesario se añade más agua por si quedara excesivamente seco y te haga imposible conseguir una buena mezcla.

En una olla grande, con suficiente espacio para meter nuestra bola de seitán, y con agua en cantidad adecuada para que no se desborde cuando vayamos a introducirlo, calentar agua con la otra pastilla de caldo vegetal, un chorrito de salsa de soja, o salsa magi si tenemos, y el agua kombu.

Cuando el agua empiece a hervir metemos la masa de gluten y cocemos a fuego medio durante aproximadamente 45 minutos.

La bola de seitán va a flotar, por lo que a mitad de la cocción será conveniente darle la vuelta para que se cueza de manera uniforme.

Dejamos enfriar el seitán y una vez frío podemos usarlo para elaborar cualquiera de los ricos platos que existen con seitán. También podemos reservarlo en el frigorífico e incluso cortarlo en porciones y congelarlas guardadas cada una en un saquito de plástico.

También puedes ver la receta en este vídeo donde te enseñarán de manera clara y sencilla cómo elaborarlo.

Si una vez hecho no sabes qué hacer con él, no te pierdas las recetas con seitán que tenemos preparadas.