Saltar al contenido

Soja texturizada ¿Qué es y qué beneficios te aporta?

Esta carne picada vegana, como se suele conocer, o carne de soya, carnita o TVP, se propone como uno de los reemplazo a la carne más versátiles en la cocina, puesto que permite hacer multitud de preparados típicos de carne como pueden ser la típica salsa boloñesa, o simplemente como carne picada para relleno en platos como pimientos, berenjenas, calabacín rellenos… Tiene un excelente potencial culinario.

Ha ganado mucho en popularidad en los últimos años y se puede encontrar prácticamente en todos los supermercados conocidos. Esto se debe al hecho de que cada son más las personas que buscan reducir su consumo de carne, o en su defecto la proteína animal.

cortezas de soya texturizada sin hidratar
Corteza de soja texturizada gruesa, muy apropiada para brochetas o pequeñas albóndigas.

¿Pero qué es realmente la soja texturizada y cómo se obtiene?

Es un concentrado derivado del germen de soja. Primero se desgrasan las habas de soja para después deshidratarlas y hacer una harina de soja. La harina es sometida a presión, deshidratación y texturizado. El producto resultante son una especie de cortezas o trozos secos.

No contiene colorantes ni aditivos químicos, por lo que es 100% natural. Al ser un producto seco es estable y se puede almacenar por mucho tiempo.

Estos trozos pueden variar en tamaño y podemos incluso encontrar piezas más grandes del tamaño típico de unos filetes de lomo.

Como viene siendo habitual en otras carnes vegetales, absorbe muy bien cuanto le echemos encima, por lo que su sabor dependerá del caldo y las especias que vayamos a usar a la hora de hidratar la soja texturizada.

A diferencia del tofu, producto también derivado de la soja, este tipo de carne vegetal tiene un sabor menos neutro y podemos notar un poco el sabor propio de la harina de soja, que se podrá disimular más o menos en función de la hidratación y la forma de cocinarla.

Es jugosa, de textura muy tierna, y fácil de conservar, pues simplemente la dejamos guardada en una bolsita, bote o taper, en un lugar fresco y seco.

Podemos encontrar soja texturizada en supermercados como Mercadona, Carrefour, Alcampo. Y además en formatos ya listos como hamburguesas, milanesas, e incluso como embutido vegano.

Tipos de soja texturizada

Como ya adelantamos, hay una variedad de sojas texturizadas que básicamente depende del tamaño del “grano” del producto texturizado.

Así, podemos encontrar:

  • Soja texturizada fina. Son los granos más pequeños y los hay de diferentes tamaños. Es la que suele emplear para hacer carne picada, para rellenos, pizza, lasaña, boloñesa, hamburguesas de soja.
  • Soja texturizada gruesa. Son cortezas o bolitas de soja el doble de grandes que las anteriores. Es ideal para guisos, brochetas y similares.
  • Filetes de soja texturizada. Son, como su nombre indica, para hacer filetes. Se pueden cocinar a la plancha, freir, rebozar, y vienen genial para acompañar con verduras, o unas ricas patatas fritas.
trozos de soja más gruesos y amorfos
La hay de diferentes tamaños y formas. Es muy ligera y cuesta alrededor de 6€ el Kilo

Estas tres suelen ser las más típicas, pero podemos encontrar otras variantes muy interesantes como la soja texturizada en tiras, simulando de esta forma la carne picada sin cortar, o la soja texturizada oscura, que viene a ser tipo ternera vegetal.

Propiedades y beneficios de la soja texturizada

Su textura y consistencia es muy semejante a la carne, por lo que uno de los beneficios más evidentes es su ayuda en la reducción de la ingesta de carne animal.

La soja texturizada está compuesta en más de un 50% de proteínas de calidad muy elevada. No contiene grasa y es pobre en carbohidratos, por lo que una vez más, encontramos que es altamente ventajosa a la hora que perder peso.

Contiene fibra por lo que es saciante. Es rica en grasas insaturadas, lo que ayuda a nuestra salud cardiovascular.

Al igual que la mayoría de productos derivados de las habas de soja, contiene una cantidad apreciable de isoflavonas, cuya función es antioxidante y regulador hormonal.

Como es un producto deshidratado, los nutrientes se presentan más concentrados, pudiendo así encontrar una cantidad considerable de hierro (9 mg por cada 100 gramos de soja texturizada). Calcio, potasio, fósforo y vitaminas del grupo B.

¿Cómo cocinar soja texturizada?

En primer lugar para elaborar cualquier plato a base de soja texturizada, necesitaremos hidratarla. Es lo primero que haremos porque así podemos aprovechar el tiempo que esté en remojo para cortar las verduras y realizar otros preparativos.

La segunda fase será de la cocción.

Hidratación

Durante esta fase la soja texturizada se ablanda y expande, adquiriendo mayor volumen y ternura.

Se deben emplear 2 partes de líquido por parte de soja, y es importante tener en cuenta que duplicará su tamaño a la hora de seleccionar la cantidad que debemos emplear.

Si te pasas en cantidad no te preocupes. La puedes conservar bien cerrada hasta 3 días en la nevera.

El hidratado será de provecho para darle sabor a nuestra carne de soja. Lo más recomendable es hacerlo con líquidos aguados y salsas poco espesas para que absorba mejor y más rápido la humedad.

Podemos dar sabor con salsa de soja, salsa Magi, caldos con especias, de verduras, salsas rebajadas en agua, etc.

Si es posible procura que el líquido hidratante esté caliente, ya que de este modo el tiempo de remojo necesario se reduce a la mitad.

Si necesitas prepararla antes puedes optar por hervirla directamente. Será un proceso mucho más rápido y la carne quedará más jugosa.

Una vez ablandada y tierna tendremos que escurrir el exceso de líquido presionando cuidadosamente, sin estrujar y sin que quede demasiado seca. Es preferible que conserve algo de agua.

Cocinar la carne de soja

Llega la etapa más esperada de nuestra receta, el momento de cocinar la carne de soja, y esto se puede hacer de tantas maneras como permite la carne convencional.

Los trozos grandes de soja texturizada se pueden emplear para hacer filetes a la plancha friéndola con poco aceite. Si queremos algo más consistente y jugoso podemos rebozarla con harina de trigo y especias, o con pan rallado.

Las bolas de soja doradas al horno o a la sarten se pueden emplear para hacer riquísimas brochetas de carne vegetal.

Si escoges soja texturizada fina puedes animarte a hacer salsa boloñesa, espagueti, carne picada, o aglomerados de carne de soja.

albondigas de carne de soya
Típico aglomerado de carne de soya dorado en la sarten 3-4 minutos en cada lado.

Al ser un ingrediente que no se pega necesitarás ayuda de algún elemento adhesivo o aglomerante para que quede una masa compacta. Así podemos hacer unas sabrosas hamburguesas de soja, albóndigas o salchichas.

Para aglomerar podemos emplear un poco de salsa de soja, harina de trigo, especias, e ir añadiendo agua caliente a la mezcla poco a poco hasta lograr una masa ligeramente pegajosa. Espolvorea un poco de harina en la masa y moja tus manos en un poco de aceite. Así podrás manipularla sin problemas y dar forma a las albóndigas o las hamburguesas. Con esto quedarían listas para ser doradas y servidas como más te gusten!

No te pierdas las recetas con soja que tenemos preparadas en CarneVegetal.net para sacarle todo el partido a este fantástico ingrediente esencial de la cocina vegetariana.